Seleccionar página

A diferencia de los hermosos equipos de audio análogo que utilizábamos antaño, tu computadora no puede procesar audio de forma instantánea (tiempo real).

Aunque no lo notemos, se necesita un diminuto tiempo para procesar una grabación, reproducción o incluso para que se ejecuten las funciones algorítmicas de cualquier plugin.

Este tiempo es corto, medido en milisegundos, pero es significativo y afectará tu proceso de grabación, sobre todo cuando no cuentas con una computadora potente como las que todos soñamos tener, pero aquí hoy te quiero aclarar tus dudas acerca del tamaño de Buffer (Búfer en español) ideal no importando que DAW utilices (Logic Pro, Protools, FL studio o cualquiera).

¿Qué es el Búfer en audio?

El «buffer size» en audio, especialmente en el contexto de la grabación profesional utilizando un DAW (Digital Audio Workstation), se refiere al tamaño del búfer utilizado para procesar el audio. En términos sencillos, el buffer es como un espacio de almacenamiento temporal que ocupa para mantener los datos de audio antes de que sean procesados por el procesador de la computadora y el DAW.

Cuando grabas , reproduces audio en un DAW (recordemos que al grabar hay un playback de la pista) , el audio se procesa en bloques de datos pequeños. El tamaño de estos bloques es lo que llamamos «buffer size». Este tamaño se mide generalmente en muestras (samples), y tiene un impacto significativo en cómo se maneja el audio.

Importancia del Buffer Size:

  1. Latencia: Un buffer size más pequeño reduce la latencia, que es el retraso entre cuando una señal de audio es creada (por ejemplo, cuando cantas en un micrófono) y cuando se oye a través de los altavoces o auriculares. Esto es crucial para grabaciones en vivo o cuando los músicos necesitan escuchar lo que están tocando en tiempo real.
  2. Carga en el Procesador: Un buffer size más grande da más tiempo al procesador para trabajar con los datos, lo que puede ser útil si estás usando muchos plugins o efectos que requieren mucho procesamiento. Esto reduce la posibilidad de errores de audio como clics o pops, pero aumenta la latencia.
  3. Calidad del Audio: Generalmente, el tamaño del buffer no afecta directamente la calidad del audio, pero un buffer demasiado pequeño puede llevar a problemas de procesamiento si el sistema no puede manejar la carga, lo que podría degradar la calidad.

¿Cuál es el tamaño de Buffer ideal para tu DAW?

Tu estación de trabajo de audio digital (DAW) tendrá una configuración de preferencias para el tamaño del búfer. Los diferentes DAWs hacen esto de manera diferente, y puedes encontrar el método exacto en el manual en línea de tu DAW.

El tamaño del búfer se mide en el número de muestras que pueden acomodarse en el búfer de la DAW en cualquier momento. El audio digital se graba a cierta cantidad de muestras por segundo. 44.100 y 48.000 muestras por segundo son frecuencias de muestreo comunes.

Mantener un número de muestras en el búfer le da a tu computadora tiempo para hacer su trabajo. Menos muestras, un búfer más pequeño o una configuración de búfer más baja, permite menos tiempo; más muestras, un búfer más grande, permite más tiempo.

Lo importante es que la computadora tiene cierta cantidad de trabajo que hacer y necesita suficiente tiempo para hacerlo.

Si la configuración del búfer es demasiado baja, entonces la reproducción o grabación se detendrá, o el audio tendrá fallas, posiblemente de manera desagradable o severa.

El número 1024, por cierto, proviene de 2 x 2 x2 x2 x2 x2 x2 x2 x2 x2, o 2 elevado a la potencia 10, lo cual es una cuestión de matemáticas binarias.

En la reproducción, no importa cuán alta sea la configuración del búfer. Ajústalo tan alto como puedas y tomará solo una fracción de segundo llenarse y comenzará la reproducción.

Sin embargo, en la grabación, el tamaño del búfer afecta la latencia, que es el retraso entre el sonido que ingresa al micrófono y el sonido que sale de los auriculares del intérprete, que es el punto más crítico.

Si la latencia es demasiado, habrá un retraso notable entre el sonido de entrada y el de salida, por lo que el intérprete escucha un eco de su voz o instrumento, lo cual puede ser intensamente distractor, al punto de no poder actuar.

Si la latencia es un poco demasiado, es distractor y el intérprete no estará tan cómodo como podría o debería estarlo.

Con una latencia lo suficientemente baja, el retraso es apenas perceptible y para todos los efectos prácticos es tan cerca de cero como se necesita.

Entonces, para mezclar, puedes configurar el búfer a 1024 muestras y tu computadora se desempeñará perfectamente. Esto también se aplica a la simple reproducción.

Para grabar, debes configurar el búfer al valor más bajo que tu computadora pueda manejar. 64 muestras es un buen objetivo; 127 muestras puede ser adecuado; 32 muestras, si puedes lograrlo, es un excelente lugar para estar.

Cómo administrar el búfer

Supongamos que has armado los instrumentos de tu grabación con muchas pistas y muchos plugins, y ahora quieres grabar una voz. Entonces, configuras el búfer al ajuste más bajo que crees que puedes salirte con la tuya.

Pero tu computadora falla, se detiene o se queja. Y una configuración de búfer más alta da como resultado una latencia distractora. ¿Qué puedes hacer?

Bueno, es la complejidad de tu sesión lo que es el problema, así que necesitas hacerla temporalmente menos compleja. Una forma de hacerlo es congelar tus pistas. Esto convertirá las pistas de instrumentos de software, o las pistas de audio con muchos plug-ins, en pistas de audio simples sin plug-ins activos, y las escucharás tal como eran antes de congelarlas.

Ahora, tu computadora tiene mucho menos trabajo que hacer y puedes grabar con una configuración de búfer baja. Puedes descongelar más tarde.

Alternativamente, puedes mezclar tus instrumentos en un archivo estéreo y abrirlo en una nueva sesión.

Graba tu voz y luego, cuando hayas terminado, impórtalo de nuevo a tu sesión original. Esto podría parecer una complicación innecesaria, pero en realidad puede ser más fácil porque hay menos cosas sucediendo en tu computadora cuando estás tratando de producir a tu mejor vocalista.

Controles de Latencia en tu DAW

Seguramente ya los has visto, pero la mayoría de DAWs tienen características de latencia incorporadas que pueden cambiar el tamaño del búfer por ti para obtener el mejor rendimiento posible.

Entonces, si tienes problemas incluso después de actualizar el controlador de la interfaz y el tamaño del búfer y la frecuencia de muestreo del proyecto, verifica las opciones de tu software para ver si tiene controles de ajuste de latencia.

Hablemos de cuándo querrías cambiar el tamaño del búfer.

Si bien todos queremos que la latencia sea lo más baja posible, depende de varias cosas, como la cantidad de plugins cargados en una pista, la cantidad de pistas presentes en el proyecto, los procesos en segundo plano en ejecución y la potencia de procesamiento de la computadora.

Si el tamaño del búfer es demasiado bajo, es posible que encuentres errores durante la reproducción o escuches clics y pops. En algunos casos, tu DAW (e incluso tu computadora) puede colapsar.

Sin embargo, si el tamaño del búfer se establece demasiado alto mientras se graba, habrá bastante latencia, lo cual puede ser frustrante musicalmente debido al retraso entre la interpretación en vivo y lo que estás escuchando a través de la computadora (debido a la latencia).

Tamaño de búfer bajo

Establece el tamaño del búfer en una cantidad menor para reducir la cantidad de latencia para un monitoreo más preciso. La desventaja de reducir el tamaño del búfer es que ejerce más presión sobre los procesadores de tu computadora y los obliga a trabajar más duro.

Por lo general, está bien darle a tu cantante un poco de reverberación o usar plugins ligeros, pero debes evitar usar plugins que requieran mucha potencia de procesamiento cuando el tamaño del búfer está bajo. Por lo general, puedes subir el tamaño del búfer hasta 256 muestras sin detectar mucha latencia en la señal.

Tamaño de búfer alto

Si solo vas a monitorear la reproducción en la etapa de mezcla, aumentar el tamaño del búfer a un ajuste más alto es seguro, ya que ya no estás monitoreando señales en vivo. Esto te permite usar más plugins antes de encontrar clics y pops o errores, dependiendo de los recursos y limitaciones de tu computadora.

Puede que notes un ligero retraso cuando inicies la reproducción en tu DAW con el búfer completamente arriba, pero esto es normal y no es una señal de que tu DAW está teniendo problemas.

Diferentes configuraciones para diferentes propósitos de grabación

Ojo, esto es solo para tomarlo como punto de partida, no es una «guía» para que lo tomes como absoluta.

Si bien podríamos decir que lo optimo es que el umbral para la latencia audible esté en el promedio de 6ms ( 4–10 ms ) algunos músicos más experimentados, dicen que pueden detectar latencia por debajo de este umbral.

Sabiendo eso, deberás ajustar todo según sea necesario para adaptarse a las necesidades de cada músico de estudio (dependiendo sobre todo de su experiencia grabando).

Como mencionamos antes, no hay un estándar de la industria para el tamaño del búfer (y la frecuencia de muestreo), pero es posible que encuentres lo siguiente útil como puntos de partida para tu configuración de grabación específica.

¡Siempre es una buena idea tomarse un tiempo para probar la latencia y grabar algunas pistas test antes de la interpretación real para que no tengas problemas durante las tomas reales!

Por eso, siempre es bueno una «repasada» por toda la canción.

Voces:

Los vocalistas regularmente son los que más sienten y te reclamarán por ajustar la latencia.

Como cantante que soy, puedo asegurarte que al cantar la sensación de latencia es crítica a partir de los 11ms, por lo que podríamos apuntar a obtener 2 a 4 ms como máximo en latencia.

Esta es la razón principal por la que sugerimos usar la menor cantidad posible de plugins al momento de grabar.

Yo casi siempre utilizo un master bounce de una premezcla como guia para los cantantes, de esta forma me aseguro que no cargaré mucho la sesión con plugins o efectos para la pista.

Con una frecuencia de muestreo de 48 kHz, un tamaño de búfer de 128 es un buen punto de partida.

Batería:

La latencia en los bateristas es critica. Aunque la mayoría no necesite todo el set en retorno de monitores, imagina querer grabar una sesión peleando con una latencia encima.

Recordemos que los bateristas pueden sobrecompensar y las cosas comenzarán a sonar desordenadas o adelantadas en la toma final.

Debido a esto, puedes aumentar el tamaño del búfer, 256 como un buen comienzo.

Por supuesto, puedes ajustarlo según las necesidades del baterista según sea necesario.

Guitarras:

Dado que la mayoría de los guitarristas se sientan o se paran a pocos metros de distancia, puedes aumentarlo a unos 256 sin problemas.

Cuanto más lejos estén, más puedes salirte con la tuya. Por ejemplo, si están a 12 pies de distancia, entonces puedes salirte con la tuya con unos 12 ms de latencia, pero también, seguramente tendrás quejas a partir de los 8ms.

Pianos y teclados:

Los pianos acústicos son diferentes que los teclados MIDI. Pero ambos son interesantes, debido a su mecánica. Ya hay una demora natural desde el momento en que presionas el dedo sobre la tecla hasta que golpea el martillo.

Y luego el sonido viaja hasta tu oído, pero es casi indetectable.

Si bien algunos tecladistas están bien con un poco más, comenzar con un tamaño de búfer de 256 (5–6 ms de latencia) es un buen punto de partida.

En el MIDI procura conectar con cables MIDI y no USB (cuando se pueda) dado que el USB muchas veces causa otra latencia innecesaria, pero todo depende de tu computadora y del dispositivo que estes grabando.

Conclusiones

El búfer es una molestia pero es necesario.

Usa una configuración de búfer alta cuando estés mezclando; usa una configuración de búfer baja cuando estés grabando, de esta forma te garantizarás obtener un buen sonido y una buena experiencia para los músicos.

No sobrecargues la mezcla con plugins (sobre todo al grabar) y sé prudente con utilizar todo el poder de tu computadora. Por esta razón, yo prefiero utilizar sistemas que cargan los procesos afuera (en la interface) y no en la computadora, como los sistemas de Universal Audio.

Administra tu sesión de manera efectiva para que, al grabar, puedas configurar un búfer tan bajo como puedas, sin perder la calidad.